Medio año

Ha pasado medio año del 2012. Un año Dan-Up.

Un año en el que han pasado muchas cosas, rollo ninguna.

Una de las cosas que más hago en mi vida de persona es escuchar música. Unas diez horas al día. No sé si es muy pajillero decir esto, pero me viene bien. Y quiero decir, porque me sale de las pelotas, cuáles han sido las tres mejores canciones del medio año. Esas que me hacen levantar la cabeza y mirar para la pantalla como si en ella se fuese a dibujar un mapa, con las que chasqueo los dedos de una forma incontenible cuando estoy en el gimnasio, las que siempre echo de menos en las noches baturras de esta baturra ciudad:

NÚMERO 3:

HOORAY FOR EARTH – LAST MINUTE. Cada vez que escucho esos tambores creo que alguien va a venir a por mí y me va a prestar un birrete, un diploma y me hará entrega de unA pista libre. Una canción de sanidad futura, un poco preppy, un poco college, con un final coreo-gráfico mundial y antídoto a mis pesadillas, donde cabe todo aquello que puede que alguna vez queramos. Los vi en directo, ruidosos perdidos, y los muy capullos no la tocaron. Igual era demasiado grande para su pequeña resaca.

NÚMERO 2:

TRUST – SILK
Buah, me empalmo vivo con esta canción. La razón de ser de cualquier Kiss FM. Con ese Tumb Tumb Tumb Tumb Tumb Tumb Tumb estereofónico que va de un lado a otro y que me sirve para contarme los dedos como si fuese un linotipista. Indolente, moderna de ayer, sexy, sexy, sexy. A veces se me mete en la cabeza y me creo invencible. En el vídeo sale un señor Saab. Y también los vi en directo, molonamente. Jóvenes y guapos que hacen que piense que la gente de menos de 30 que conozco… ¿se puede saber qué coño estáis haciendo con todo?

NÚMERO 1:


NEW BUILD – DOY YOU NOT FEEL LOVED
Siempre lo digo. Me encantan las canciones que van de menos a más. Son un poco como yo, que siempre voy dejando que las cosas ocurran poco a poco, hasta que me las encuentro gigantescas en la puerta del baño. Así ocurrió un día con esta canción, que de no prestarle la menor atención de repente se apareció como inmensa. La letra es bastante ñoñis, pero qué me importa a mí lo que quieran decir las cosas de verdad. Yo sólo presto atención a lo que me guardo en los bolsillos.

Published by

A

¿Que quién soy?...¿Y tú me lo preguntas?

Leave a Reply

Your email address will not be published.